Engieblog
Comparte este artículo

¿Por qué el aire acondicionado de mi automóvil no enfría?

By Paula Schleider

El aire acondicionado proporciona un clima agradable en el interior de tu auto y es de mucha utilidad, ya que permite ajustar la temperatura interior tanto en los días calurosos, como en días con temperaturas muy bajas.

Con el aire acondicionado se consigue mantener un ambiente cómodo y agradable durante la conducción, tanto para el conductor como para los pasajeros.

¿Cómo funciona?

El compresor es operado por una banda conectada al motor del vehículo. Éste posibilita la transferencia del gas al condensador a través de la tubería a alta presión, que posteriormente cambia a estado líquido en el camino hacia el vaporizador. Aquí el líquido sufre otro cambio y sale en forma de gas refrigerado. De esta manera, el gas frío se disipa en el compartimiento de pasajeros utilizando el ventilador interno del aire acondicionado.

Piezas que lo componen:

  • Compresor: Succiona el gas y lo comprime en el sistema de enfriamiento.
  • Gas: La sustancia activa que pasa a través del sistema y hace que se enfríe el compartimiento de pasajeros.
  • Ventilador externo: Enfría el sistema y permite así la presión necesaria para una refrigeración eficiente.
  • Ventilador interno: Introduce el aire en el compartimiento de los pasajeros a velocidad controlable (de acuerdo con la elección del conductor).
  • Condensador: Emite el calor generado por la condensación de gas.
  • Filtro Secador: Absorbe la humedad creada por el sistema.
  • Vaporizador: Su función es inyectar aire frío en el compartimiento de pasajeros.
  • Filtro de vaporizador: Sirve como filtro final para todo lo que no debe salir del sistema de enfriamiento hacia los pasajeros.

 

Ahora que sabemos cómo funciona el aire acondicionado del automóvil, te mostramos las dos principales fallas en el sistema de enfriamiento y sus causas:

1. Mi aire acondicionado no enfría.

Falta de gas: Sin la presencia de este elemento, no se puede enfriar el vehículo, por lo que a menudo la solución es volver a llenarlo (los costos de llenado de gas oscilan entre $300 y $500). Es importante enfatizar que el sistema de enfriamiento es sellado: si el aire acondicionado de tu vehículo pierde gas con frecuencia, podría ser una indicación de una falla más grave que convendrá revisar con un experto.

 

Fallas en el compresor: El compresor puede deteriorarse por diversas razones: lo más común es el desgaste natural o la filtración de fluidos. En ciertos casos se requerirá reemplazar el compresor por completo, lo que puede ser costoso; sin embargo, esto debe corroborarse con un experto, ya que, en ocasiones, también podría ser posible reparar el compresor.

 

Fallas en el sensor: Algunos vehículos tienen un sensor cuya función es apagar el aire acondicionado cuando la temperatura ha alcanzado los 5 grados. Si hay un mal funcionamiento en el sensor, el aire acondicionado podría apagarse a una temperatura más alta y dejar de enfriar.

2. El aire acondicionado es un refrigerador de baja potencia

Filtro sucio: Si el filtro está obstruido, el aire frío no puede llegar al compartimiento de pasajeros de manera efectiva.

Mal funcionamiento del ventilador interno: En ocasiones, la falla comienza en la última parte de la cadena. Si este ventilador no funciona, el aire frío no llegará al compartimento de pasajeros.

Cuando presentes alguno de estos problemas, te recomendamos contactar un taller confiable y revisar el problema a detalle. 

Engie suspenderá sus servicios a partir del 20 de abril de 2020. Lea más aquí